Aquí se puede quemar - Periodismo quijotesco

{Entonces} hubo guerra en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron contra el dragón. Y el dragón y sus ángeles lucharon, pero no pudieron vencer, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama el diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él. Apocalipsis 12:7-9
San Miguel derrotando a Satanás
El número musical que voy a analizar en este texto lo vieron los españoles la noche del 13 de Noviembre de 1992 en el programa "Un, dos, tres... responda otra vez" y formó parte de un episodio llamado "El fuego".

En el número, imágenes de un volcán acompañadas de una música infernal le dan paso a unas hermosas bailarinas vestidas de diablas que con ritmo cubano le cantan a los españoles, medio desnudas, un pegajoso estribillo que dice: "Abajo que bien se está, abajo que bien se está".

Enseñando los dientes (y otras hermosas partes de su cuerpo) las diablas preguntan cantando: "¿Porqué tiene mala prensa Satanás si es un jefe de gobierno excepcional?... si le importa tanto lo social que a todos quema por igual." 

Quién iba a imaginar hace veintitrés años que hoy, como cantaron las diablas, tanto los bosques, como los mismos españoles, acabarían tan "quemados" como dice la canción.

Una de las hermosas diablas (no es oro todo lo que reluce) continúa y canta: "Aquí se puede abusar del alcohol y fumar sin control..." ¿Abusar del alcohol y fumar sin control? Veintitrés años después, en 2015, morían en España 350.000 personas de cirrosis, enfermedad relacionada en muchos casos con el abuso del alcohol y 60.000 fallecimientos por el abuso del tabaco.

Aquella noche de hace más de dos décadas, mientras los españoles escuchaban a estas diablas en la televisión pública, los televidentes no se podían imaginar que el "gobierno de Satanás...que quema a todos por igual" cumpliría sus promesas y consumiría a tantas personas en los infiernos del alcoholismo y el tabaquismo, que, como bien dice la canción: "quema a todos por igual". ¡Acertaron las diablas!

Se lo que estás pensando y, aunque no lo parezca, estoy de acuerdo contigo: Todos nos vamos a morir de todas formas y un vinito de vez en cuando no te hace daño. Y tienes razón: ¿Pero acaso es mentira que el abuso del alcohol y del tabaco perjudica gravemente la salud y deteriora la calidad de vida?

Sobre el "gobierno de Satanás...que quema a todos por igual", las diablas continúan cantando: "Aquí los bosques se pueden quemar, se pueden ensuciar y contaminar." Y tristemente, como mal dice la canción, en los años posteriores los bosques españoles ardieron y fueron contaminados por las industrias, los agroquímicos, la geoingeniería, y los desechos químicos de las ciudades. ¡Otra que acertaron las diablas!

En un texto llamado La Nada publicado a principios de 2014 en mi Diario de un Observador, escribí de que un proyecto de ley amenazaba a los bosques españoles al permitir que se montara con ellos un negocio y, como cantaron las diablas, tras aprobarse la ley los bosques comenzaron a arder convirtiendo a España en un infierno.

Pero para infierno, el que se desató aquella noche del 13 de noviembre de 1992 en que las diablas de "Un, dos, tres" le cantaban al "gobierno de Satanás...que quema a todos por igual". Y es que una macabra casualidad quiso que aquella noche, mientras las diablas le hacían elogios de "su jefe", tres niñas de un pueblo de Valencia llamado Alcasser eran secuestradas, violadas, torturadas y asesinadas. Dios las acoja en su gloria y descansen en paz.

Aunque puede parecer mentira, el principal acusado, Antonio Anglés, logró escapar (¿o lo "escaparon"?). En su huída (o en el montaje de su huída) cometió atracos diciendo su nombre en voz alta y "olvidó" unos pañuelos llenos de sangre y fotos suyas en uno de los hoteles por los que pasó. ¿Porqué alguien iría por ahí diciéndole a la gente su nombre mientras comete un atraco y olvidando pañuelos llenos de sangre con fotos suyas en los hoteles? ¿Es una broma?¿O era una maniobra para despistar?

Cansado de sufrir la investigación de este crimen, Fernando García, padre de una de las niñas, fue detenido junto al periodista Juan Ignacio Blanco por "acusar" a las autoridades de mentir, desaparecer pruebas (tirándolas "por el desagüe") y hacer en la investigación "todo lo contrario" a buscar la verdad.

Curiosamente, en este caso el principal culpable se escapó (o lo "escaparon"), y sin embargo: ¡casi todos los que investigaron el caso de Alcasser de forma independiente, incluyendo al padre de una de las niñas, ingresaron en prisión!¡En España es más peligroso investigar un delito grave que cometerlo!

En un artículo sobre Alcasser, un periodista se atreve a afirmar, con desprecio, que los investigadores independientes, incluido el padre de una de las niñas, Fernando García, fueron a la cárcel por un "exceso de imaginación". No estaría mal recordarle a este periodista cuando la mayoría de la prensa publicó, por un "exceso de imaginación", la mentira de las armas de destrucción masiva, unas armas que nunca existieron y sirvieron para justificar una guerra en la que han muerto más de medio millón de personas.
  
Los detenidos por investigar el caso de las niñas de Alcasser, entre ellos un policía «aficionado a los fenómenos paranormales e investigador de personas que adoran a Satanás», fueron encarcelados, según el periodista por realizar una "elucubración peligrosa".  Y podríamos preguntarnos: ¿Sería raro que la misma prensa que repitió una y otra vez las mentiras que justificaron la guerra de Iraq estuviera siendo utilizada también para encubrir el caso de las niñas de Alcasser?

Es cierto que, como dice el periodista, las misteriosas conexiones que describo podrían ser fruto de una macabra casualidad, sin embargo, no deja de ser sorprendente que una de las películas más importantes del director de "Un, dos tres... responda otra vez", Narciso Ibañez Serrador, se llamara: ¿Quién puede matar a un niño? y que en ella aparecieran adultos torturando y maltratando a niños. Y que la primera película que emitió Ibañez Serrador en su serie titulada "Mis terrores favoritos" se llamara La Semilla del Diablo, y que en esa película el mismo Satanás aparece violando de forma violenta a una mujer para que de ella nazca el anticristo.

Sería exagerado demostrar una relación entre los dos casos, sin embargo, lo que no se puede negar es que la apología a la violencia que promovían las películas de Serrador acabaron haciéndose realidad y que unas niñas jóvenes tuvieron que pagar el precio.

En el número infernal las diablas continúan cantándole a los españoles y, tras avisarlos de que los van a "empalar" y "los freirán como una patata frita", una de las guapas bailarinas, más animada que nunca, sigue cantando: "Aquí fomentamos a la corrupción, cobrar comisión, por ser un pendón...". Y poco más de dos décadas, igual que cantaban las diablas, España se ha convertido en el país más corrupto de Europa. ¡Si que saben estas diablas!

Viendo de nuevo a las diablas: ¿De donde viene tanta corrupción?¿Qué estará provocando que un país como España, que gozaba de gran estabilidad a finales de los años setenta se haya venido abajo?¿Que habrá hecho que se haya corrompido todo a un ritmo tan acelerado?

Y entonces me acuerdo de que hace muchos años que España entregó su soberanía y está siendo gobernada por la Unión Europea. ¿Pero que relación puede tener la Unión Europea con Satanás? ¿Te preguntarás? 

Y la relación está en que el parlamento europeo es una reproducción de la Torre de Babel, y la Torre de Babel es, según el Génesis de la biblia, uno de los símbolos más importantes del "gobierno de Satanás...que quema a todos por igual".

Mira el video, presta atención a lo que dicen las letras y comprenderás lo fácil que es para la televisión manipular a la gente proyectando la destrucción de un país, de su gente y de su cultura.



Dormidos con los ojos abiertos

Si en este momento alguien se encuentra leyendo  un diario que se llama "La Verdad", "El Imparcial"  o "La Razón", estará pensando que soy un loco  pensando que su diario puede estar equivocado.  Porque los diarios siempre dicen la verdad ¿No?
Si en este momento alguien se encuentra leyendo
un diario que se llama La Verdad, El Imparcial
o La Razón, estará pensando que soy un loco
pensando que su diario puede estar equivocado.
Porque los diarios siempre dicen la verdad ¿No?
Hoy me hice una pregunta seriamente quijotesca: ¿Donde estarán los ateos, los científicos, los "hintelectuales" y políticos que, después de dedicar su vida a criticar a la inquisición por quemar libros, ahora callan mientras se “queman” cientos de miles de documentos digitales en google, twitter, facebook y youtube?

Sólo en Natural News Google ha "quemado" (censurado) 140.000 textos. El peligro, podemos suponer que estaba en que, gracias a esta página, muchas personas podían encontrar una salida al laberinto de los medicamentos para vivir más sano y recuperar su salud.

Además, para "protegernos" de los medios independientes, los vendedores de agroquímicos, las farmaceuticas, los políticos y los banqueros han contactado a las redes sociales más importantes y han creado una nueva inquisición para "protegernos" contra lo que han llamado la "cruzada" contra las "fake news".

Algunos de los titulares más peligrosos publicados por Natural News son: "17 comidas que incrementan el magnesio y previenen la fatíga y la presión alta" o "4 recetas que ayudan a curar el cáncer, la inflamación y los ataques del corazón". Y para proteger a los lectores de semejantes amenazas ¡Google ha enviado miles de dietas sanas y remedios naturales a la hoguera!

Los defensores de la censura del internet, como buenos inquisidores, dicen que los medios independientes son un peligro y que sus publicaciones están causándole daño a la sociedad. Es curioso que estos mismos inquisidores callaron cuando casi todos los medios de prensa difundieron durante años las mentiras de Iraq y su falsas armas de destrucción masiva, mentiras que costaron una guerra y casi un millón de muertos. ¿Y eso no era "fake news"?

Jesús, al que tanto temen los hipócritas, dijo sobre la hipocresía: "¡Ay de vosotros, maestros de la ley y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro siguen sucios con el producto de vuestra rapacidad y codicia!  ¡Fariseo ciego, limpia primero la copa por dentro, y así quedará limpia también por fuera¡"  

El que tenga ojos para ver que vea, y el que tenga oídos para oír, que oiga. Dijo Cristo.

En unos tiempos en los que la censura de internet está alcanzando niveles inimaginables la Legión de críticos de la inquisición, los mismos que se pasaban la vida dando discursos de lo mala que era la iglesia por quemar los libros (cosa muy cierta), ahora guardan un silencio cómplice mientras se mandan miles de autores independientes a la "hoguera" del "fake news". Por sus hechos los conoceréis, que también dijo Jesús.

Para colmo, una parte importante de la prensa, gremio que supuestamente debería defender la libertad de expresión a toda costa, ha pasado de hacer periodismo (y defender la libertad de expresión) ¡a convertirse en los censores de las noticias independientes!

La iglesia arrojaba los libros a la hoguera porque, según sus líderes, eran obra de Satanás, y Hitler lo hacía porque contenían un espíritu "antialemán". Sin embargo hoy los documentos digitales se "queman" porque son “fake news” o noticias falsas y según los "verdugos" se hace en nombre de proteger la "libertad de expresión".  

http://periodismoquijotesco.blogspot.com.es/2017/03/dormidos-con-los-ojos-abiertos.html
Si en este momento alguien se encuentra leyendo
un diario que se llama La Verdad, El Imparcial
o La Razón, estará pensando que soy un loco
pensando que su diario puede estar equivocado.
Porque los diarios siempre dicen la verdad ¿No?
"Nada nuevo bajo el sol", dijo el Rey Salomón hace casi tres mil años.

Sobre la censura del "fake news" podríamos preguntar: ¿Quién juzgará lo que es verdadero o falso?¿No hay siempre en todas las opiniones una parte de la verdad?¿No se construye nuestro mundo con la variedad de ideas?¿Y no es un riesgo hacer como Hitler y mandar la información que no conviene "a la hoguera"?

Sin embargo, si en este momento alguien se encuentra leyendo un diario llamado "La Verdad", "El Imparcial" o "La Razón", estará pensando: ¿Cómo se atreve este quijote moderno a pensar que su diario puede estar equivocado?¿Es que todavía no me he enterado de que los diarios siempre dicen "la verdad?

Es impresionante ver a la Legión de críticos de la inquisición diciendo que echar a la "hoguera" digital cientos de miles de documentos digitales, vídeos, fotografías, libros, blogs o comentarios ¡No es un acto de censura y que se hace por nuestro bien!¡Que es lo mismo que decían los inquisidores!

A la cabeza de este movimiento, en Europa está la líder alemana Ángela Merkel, que con la "antorcha" de las "fake news" en la mano, ha propuesto que para proteger la libertad de expresión se deberían “regular” las noticias falsas llamando a que se "quemen"(censuren) miles de documentos y opiniones.

Y la pregunta que surge es: ¿Cuando lo hacía Hitler era censura y ahora que lo hacen ellos se llama "regulación"? Ya lo dijo Joseph Goebbles, el ministro de propaganda de Hitler: "Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá."

Los lectores de este blog quijotesco saben que, debido a mi "locura", me gusta hacer "profecías" sobre lo que pasará en el futuro, "profecías" que, quién sabe si para bien o para mal, se han cumplido casi todas.

Sobre la censura montada en las redes sociales más importantes voy a hacer las siguientes predicciones:

Que Hollywood estrenará pronto una película en la que un "peligroso" bloguero, provocará un caos en el mundo con una noticia de “fake news” o “noticia falsa” y que, cuando parezca que no hay esperanza para el mundo, un gran líder político, para evitar males mayores, "salvará" a la humanidad censurando el internet y metiendo en la cárcel a "los malos", que son los independientes del "fake news".

Que la mayoría de los “hintelectuales”, con "hache" de hipócresía, que llevan décadas escribiendo libros sobre lo mala que fue la inquisición, se harán cómplices de esta nueva “inquisición” digital con la esperanza de que al censurar el internet puedan recuperar a sus lectores y volver (eliminada su competencia) a su gloria perdida. Ya que a muchos, desde que llegó el internet, no los lee nadie.

Que una parte importante de los medios de prensa, que supuestamente tendrían que defender la libertad de expresión por principios, ¡se convertirán en verdugos, jueces e inquisidores coartando ellos mismos la libertad que supuestamente defienden!

Que los políticos intentarán cerrar todos los blogs y los medios independientes que los critiquen. Y de paso, querrán cerrar todos los sitios y medios digitales de sus rivales políticos. Si es que pueden.

Que los científicos, que tanto critican a la inquisición por quemar sus inventos, guardarán también un silencio cómplice sobre el asunto. Como ya hemos visto, según la lógica "científica": Si se censura en nombre de Dios es malo, pero si se censura en nombre de la ciencia, pues entonces es "avance" y "progreso".

Y por último, que la gente "normal", esa masa "atea" que en lugar de rezar padrenuestros repite religiosamente la tabla de multiplicar en los colegios, como buenos "creyentes" y "adoradores" de la pantalla plana, para huir de la realidad, se sentarán frente al televisor y se quedarán dormidos con los ojos abiertos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...